Últimas publicaciones

SI PUDIERA HABLAR.....

Por Graciela Brizzola

Los antiguos creían que el centro de la vida estaba en el corazón. Hoy yo, colegio, estoy seguro de ello porque el mío late más aprisa mientras voces, gestos y rostros lo acarician como el arco acaricia las cuerdas de un violín, formando las imágenes de emoción y recuerdos que dulcemente me acompañan siempre.
Niños, jóvenes, dicen que partir es morir un poco porque se dejan atrás muchas cosas, pero yo creo que también es el comienzo de otras nuevas y distintas en las que se logran nuevas metas, se conocen nuevos sentimientos y se madura la inexperiencia.
Cada año que pasa, me pregunto: ¿habremos cumplido nuestra misión? La respuesta es afirmativa si además de instruirlos en los conocimientos y adiestrarlos en el estudio, que es donde el saber se adquiere, hemos podido educarlos en el carácter. Si hemos podido, en el sentido más amplio de la palabra, inculcarles  la realización del proyecto humano de vivir que supone el conocimiento y la aplicación de valores positivos que son la condición ineludible de toda historia.Todo valor y toda norma resulta de un acto de voluntad, sea individual o colectiva. Si han aprendido que los valores se practican y no se declaman, si han aprendido a respetar al otro sin temerle, sabiendo que en la diversidad y pluralidad está la misma esencia de la condición humana, si han incorporado como síntesis de la ética de Séneca: "el hombre es sagrado para el hombre", entonces nuestra tarea ha sido completada.
Aquí queda , conmigo, ese pedacito de historia: vuestra infancia y adolescencia, ese espacio lleno de amor, respeto y tolerancia que sus maestros y profesores construyeron para cada uno de ustedes. Jamás pierdan ese sentimiento puro de niño que dentro de cada uno vive; no teman defender sus ideas, no dejen de valorar la libertad, no escondan las lágrimas de emoción o tristeza porque poseen el don maravilloso de poder expresar lo que sienten y la fuerza para vivir sus vidas. Sean ustedes , convencidos, los que dejen huella en el camino, sepan ser sombra y dar luz, sepan decidir , aunque  esa decisión los separe del grupo de época. Acéptense como son. No es el frasco sino su contenido lo que marca la diferencia. No les importe que los demás juzguen grandes, pequeños o imposibles sus sueños, REALÍCENLOS.Desplieguen sus alas al viento y vuelen.  Y cuando pasen los años y miren atrás, vean el camino que construyeron , si lo que ven es bueno y valió la pena, entonces sonrían, ustedes conocieron la felicidad . Yo guardaré tus pasos para siempre y los recordaré en cada aula, en cada patio, en cada jornada, en cada primavera, con cada niño y cada sueño nuevo, porque siempre, siempre , seré TU COLEGIO.

Graciela Brizzola de Paoloski es Maestra Normal Nacional,
Profesora de Matemática y Computación,
Mediadora en conflictos docentes y estudiantiles, Consultora pedagógica en colegios privados.
Durante su extensa carrera docente trabajó como maestra de grado, profesora nivel medio, Directora en el Colegio Lincoln y Rectora en el Colegio Guido Spano de CABA entre los años 2005 y 2011.



Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por su comentario!