Últimas publicaciones

Suelta de palomas o simplemente suelta de

Por Claudio F. Sprejer

Dedicado a Juli

Reflexión: Está de moda la acción de soltar. Pido a alguien que ponga de moda la acción de no pensar recurrentemente en lo que soltaste, o aún más, de no consumir horas de noche obsesionado, o de no caminar por la calle y que te asalte el pensamiento de lo que en teoría soltaste, y que no te aborde la fantasía de que el otro no vuelva a enlazar aunque sea por un rato lo que quisiste dejar y que entonces tengas que volver a empezar. Y que no te invada la sensación de abandono porque en realidad soltaste con la absurda ilusión de que te golpeen la puerta con el intenso e inmanejable deseo de que te digan algo que denote que es el otro el que no se la pudo bancar... necesitó comunicarse con vos, para que caigas en el cliché, en los lugares comunes de las cosas que ya te aburrían, de lo que motivó que, firme, convencido, tomaras la decisión de soltar porque aún es más duro reconocer que quizás fue cobardía de ambas partes, que fue miedo de ambas partes, que fue falso equilibrio en zona de confort de ambas partes, que fue esquive de conflicto de ambas partes, que fue falta de comunicación honesta y directa de ambas partes, o que fue verificar la percepción para no recibir un no de esos que te aniquilan y, lo que es mucho peor, lo peor de lo peor, lo que te baja la autoestima hasta límites insospechados, por debajo del nivel del Mar Muerto, lo que te destruye y te desaparece, que es el tener que morirte, el tener que partir de este mundo sin saber si habías finalmente percibido bien, y encima y aún teniendo la increíble, insólita y contradictoria convicción de que efectivamente había sido así pero ya soltaste.


Comentarios